La caléndula una planta medicinal


La caléndula, con nombre científico Calendula officinalis L., es una planta que ha estado al lado del hombre desde la antigüedad. Se dice que su nombre procede del latín calendae, que significa primer día de cada mes. De ahí que que ciertos autores le atribuyen su nombre a los romanos, los que referían que la floración de la planta se genera todos y cada uno de los meses del año. Se describe que como los girasoles, sus flores tienden a proseguir el movimiento del sol, de ahí que asimismo se le ha llamado solsequium.

Estudiosos cubanos empezaron su estudio con fines terapéuticos desde la década de los setenta del siglo pasado, teniendo presente su extensa difusión por el planeta y las escasas referencias de su cultivo y aplicaciones con propósitos medicinales en Cuba.

Reportes de la antigüedad refieren que los romanos y los griegos empleaban el té de caléndula como relajante y para calmar el insomnio.

Sus flores son la materia prima primordial de los preparados medicinales de la caléndula, si bien asimismo se ha descrito el uso del tallo y las hojas. En la extensa gama de propiedades medicinales que se le han atribuido de forma experimental pueden enumerarse: antiespasmódica, hipotensora, cardiotónica, hipolipemiante, inmunoestimuladora, depuradora hepática, y especialmente antiinflamatoria, cicatrizante y con propiedades antimicrobianas. Estas 3 últimas inciden en que la caléndula sea extensamente usada, desde las etapas más recónditas hasta la actualidad, en la dermatología y en la cosmética en forma de cremas, champú, mascarillas y lociones.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...