Niños con intolerancia a la frustración


En muchos niños (y también adultos) presentan problemas para poder manejar la frustración y esto se puede dar desde las primeras etapas de crecimiento. Todos alguna vez nos hemos sentidos frustrados cuando algo nos sale mal o de una manera distinta a la que esperábamos. En el caso de los niños los padres tienen la responsabilidad de enseñar al niño como debe afrontar estas situaciones.

Tolerar la frustración no es nada más ni mucho menos que aprender a enfrentar problemas y limitaciones. No es necesario tener un Máster en psicología infantil para darse cuenta que no todos los niños logran superar las dificultades, pueden ser factores biológicos y medioambientales que influyen constantemente.

Algunos tips o recomendamos que dan los especialistas en la materia dicen que no siempre es bueno dejar ganar al niño en todo momento, cuando el niño reaccione de una manera agresiva recomiendan ignorarlo por completo dejando solo al niño para que se pueda calmar de lo contrario solo alimentamos el enojo.

Por otro lado los niños con una baja tolerancia a la frustración se trata de niños más impulsivos e impacientes, buscan satisfacer sus propias necesidades en forma inmediata (hacen berrinches y llanto fácil), exigentes y demandantes, y por último pueden desarrollar con mayor facilidad cuadros ansiosos o depresivos ante conflictos o dificultades mayores.

Por último cabe destacar que si usted piensa que su hijo o hija tiene algún tipo de intolerancia a la frustración le recomendamos hablar con un especialista y tenga experiencia comprobable en casos similares.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...